Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.
Opciones:   
 
 





llevatelo
navegadores

Este sitio ofrece una mejor experiencia con Google Chrome, Apple Safari o Mozilla Firefox, navegadores con un motor de javascript optimizado.

 
Portada > Guía de educación cívica > El Poder Legislativo: El Congreso Nacional
Acciones de Documento
  • Atrás
  • Enviar a un amigo
  • Print this page
  • Agranda letra
  • Achica letra
  • Compartir

El Poder Legislativo: El Congreso Nacional

 

Funciones exclusivas

Las atribuciones exclusivas del Congreso Nacional son:

  • Aprobar o desechar los tratados internacionales que le presentare el Presidente de la República antes de su ratificación. La aprobación de un tratado se someterá a los trámites de una ley.
  • Pronunciarse respecto del establecimiento del estado de sitio.
  • Tomar conocimiento de la proclamación de Presidente de la República.

 

Normativas comunes para diputados y senadores

 

Inmunidades y privilegios parlamentarios

La inmunidad parlamentaria es un privilegio que la Constitución le concede a los parlamentarios, con el objeto de asegurar la independencia del Congreso y la completa libertad de acción de sus miembros.

En ella destacan:

  • El fuero parlamentario, que permite que un diputado o senador, desde el día de su elección, designación o incorporación, no pueda ser procesado o privado de su libertad, salvo el caso de delito flagrante, sin que antes exista un pronunciamiento de la Corte de Apelaciones respectiva. Si un parlamentario es desaforado queda suspendido de su cargo y sujeto al juez competente como cualquier otro ciudadano.
  • La inviolabilidad parlamentaria: los diputados y senadores son inviolables por las opiniones y votos que emiten tanto en las sesiones de sala como en las comisiones.
  • La dieta parlamentaria, que constituye la remuneración que los diputados y senadores perciben mensualmente, la cual es equivalente al sueldo de un Ministro de Estado incluidas todas las asignaciones que a éstos corresponden.

 

Incompatibilidades

Los cargos de diputado y senador son incompatibles entre sí y con todo empleo o comisión retribuidos con fondos del Fisco, de las municipalidades, de las entidades fiscales autónomas, simifiscales o de las empresas del Estado o en las que éste tenga intervención.

Tampoco pueden los parlamentarios asumir tales empleos sino transcurridos seis meses desde el término de su mandato. Se exceptúan los empleos relativos a la docencia.

Cesa en el cargo un parlamentario que celebre contrato con el Estado, actúe en juicios contra el Fisco o como director de banco o de alguna sociedad anónima.

La Constitución señala que pierde su cargo el diputado o senador que ejercite cualquier influencia ante las autoridades administrativas o judiciales a favor o en representación del empleador o de los trabajadores en negociaciones o conflictos laborales. También, se aplica la sanción en caso que un parlamentario intervenga en actividades estudiantiles, con el objeto de atentar contra su normal desenvolvimiento.

Corresponde al Tribunal Constitucional pronunciarse sobre las inhabilidades, incompatibilidades y causales de cesación en el cargo de los parlamentarios.

 

Vacantes

La Constitución establece que las vacantes (por muerte, incapacidad o inhabilidad) de diputados o senadores elegidos por votación directa se llenan con una persona designada por el partido político al que pertenecía el parlamentario que cesó en el cargo.

Si el diputado o senador que provocó la vacante tiene la calidad de independiente, no será reemplazado a menos que hubiese postulado al parlamento integrando una lista en conjunto con un partido político. En ese caso deberán designar, en su declaración de candidatura, a un partido de la lista para que elija a su eventual reemplazante.

El nuevo diputado o senador durará en el cargo el tiempo que le faltaba al anterior para completar su período y no se harán elecciones complementarias.

 

Funcionamiento del Congreso Nacional

Durante el período de sesiones, el Congreso y cada una de sus ramas (Senado y Cámara de Diputados) deben sesionar para ocuparse de todas las materias que les han sido encomendadas, pudiendo ejercer en plenitud todas sus atribuciones.

El Congreso Nacional no funciona ininterrumpidamente todo el año. Existe un período de receso del Congreso, cuya justificación se encuentra en las necesidades de descanso de los congresistas, en la conveniencia de que éstos tengan la oportunidad de acercarse a su electorado y en los requerimientos propios del estudio y preparación de los proyectos de ley.

 

Quórum mínimo para empezar a sesionar y para adoptar acuerdos

La Cámara de Diputados y el Senado requieren la concurrencia de la tercera parte de sus miembros en ejercicio para entrar en sesión y para adoptar acuerdos.

Debe tenerse presente que la Constitución establece que el quórum de un tercio de miembros en ejercicio se exige para los efectos que la Cámara respectiva pueda entrar a sesionar y adoptar acuerdos, de manera que no existe ninguna disposición que impida la continuación de una sesión cuando durante el debate se ausente un número de parlamentarios que haga desaparecer el quórum de inicio de sesiones, sin perjuicio que al momento de efectuarse la votación se reintegren a la sala los miembros necesarios para lograr el quórum constitucional.

 

Las sesiones

Cada Cámara tiene la facultad de dictar sus propias normas reglamentarias para regular su organización y funcionamiento interno.

Ambas Cámaras funcionan en sesiones de Sala y sesiones de comisión.

 

Sesiones de Sala

Cada reunión del Senado, de la Cámara de Diputados o del Congreso Pleno se denomina "sesión". Cada sesión debe contar con un quórum, es decir una determinada mayoría exigida, para sesionar y adoptar acuerdos. El quórum necesario para que sesione cada Cámara es de un tercio de los diputados o senadores en ejercicio.

Siempre que la Constitución Política no establezca una mayoría especial, los acuerdos se adoptan por la mayoría absoluta (la mitad más uno o el 50% más 1) de los miembros presentes. En la votación final para la resolución de un acuerdo, el cómputo no considera a los senadores o diputados que están desaforados y los que se encuentren fuera del país con permiso constitucional.

 

Las sesiones de Sala en la Cámara de Diputados serán:

  1. Ordinarias, especiales y pedidas
  2. Públicas o secretas

 

Cada semana se celebrarán hasta tres sesiones ordinarias, en los días y horas que la Cámara designe, cuya duración será, a lo menos, de tres horas.

Habrá sesiones especiales cuando las acuerde la Cámara, cuando la Mesa las disponga o cuando las solicite el Presidente de la República.

Las sesiones pedidas se celebrarán cuando lo solicite por escrito un tercio de los diputados.

 

Las sesiones de Sala en el Senado pueden ser:

  1. Ordinarias
  2. Extraordinarias o especiales

 

Son ordinarias las que se celebren en los días y horas fijados al comienzo de cada legislatura. Extraordinarias son las que se celebren en días u horas distintos de los señalados para las ordinarias y se pueden celebrar cuando lo pida por escrito un tercio, a lo menos, de los senadores en ejercicio, o comités que representen un número equivalente de senadores.

Las sesiones especiales se efectúan cuando lo pide el Presidente de la República; cuando lo estime conveniente el Presidente del Senado; cuando lo pida por escrito un tercio, a lo menos, de los senadores en ejercicio, o comités que representen un número equivalente de senadores, o cuando el reglamento del Senado lo disponga.

Las sesiones o sus partes podrán ser públicas o secretas.

 

Sesiones de comisión

La parte más importante del trabajo legislativo se realiza en las comisiones, especialmente en las que tienen un carácter permanente. El funcionamiento de las comisiones permanentes constituye la regla general dentro del marco de la labor legislativa.

Las comisiones permanentes desarrollan su actividad en base a sesiones. Estas son las reuniones que los parlamentarios miembros de una comisión, que tienen lugar siempre que concurra un número mínimo de ellos, pudiendo en este caso, adoptar acuerdos válidos que obligan al resto de los integrantes. Estas sesiones deben realizarse en la sala destinada a ellas. Estas sesiones son de carácter reservado, en el sentido de que el público no tiene acceso a ellas, excepto los invitados de la comisión para la ilustración de sus debates y las audiencias legislativas públicas.

 

Las comisiones

La comisión es un organismo colegiado compuesto por un número determinado de diputados y senadores, cuya función principal es el estudio pormenorizado y especializado de cada uno de los proyectos de ley y de las materias que por disposición de los reglamentos internos, son sometidas a su conocimiento. Cada rama del Congreso tiene el número de comisiones que sus respectivos reglamentos establecen.

 

Tipos de comisiones legislativas

Las comisiones legislativas pueden ser clasificadas desde diversos puntos de vista:

  1. Según su duración, se distingue entre comisiones permanentes y no permanentes. Entre estas últimas se comprenden, a su vez, las especiales, las unidas y las mixtas.
  2. En consideración a sus integrantes, se las clasifica en: comisiones excluyentes, integradas sólo por diputados o por senadores, como es el caso de las permanentes, las unidas y las especiales; y comisiones mixtas, esto es, compuestas por miembros de ambas ramas del Congreso Nacional.
  3. Según la materia de que conocen, existen comisiones exclusivas, en cuanto su trabajo se centra sólo en el objeto predeterminado por la ley o el reglamento de la Corporación. Entre éstas se cuentan las permanentes y las unidas. Pero también encontramos comisiones cuyo objeto de estudio e informe no está previamente determinado por normativa alguna, siendo la Cámara quien lo establece, denominándose comisiones especiales.
  4. Según su origen normativo, pueden ser constitucionales (comisiones mixtas), legales (permanentes, unidas o especiales), o reglamentarias (mixtas, por acuerdo de ambas ramas del Congreso Nacional).

 

En definitiva, las comisiones legislativas pueden tener el carácter de permanentes, especiales, unidas o mixtas.

 

Comisiones permanentes

Cada Cámara establece en su reglamento las comisiones permanentes que estimen necesarias para informar los proyectos que se sometan a su consideración. Estas se dividen por materias, correspondiéndoles, en general, los mismos tópicos en base a los cuales se estructuran los diversos ministerios.

Puede decirse que las comisiones permanentes son aquéllas establecidas en forma no transitoria por los reglamentos de cada una de las Cámaras, según las necesidades de la legislación y que conocen de las materias genéricamente determinadas en forma previa por ellos. Sin embargo, la ley obliga a que cada Cámara tenga una Comisión de Hacienda, encargada de informar de los proyectos de ley en lo relativo a su incidencia en materia presupuestaria y financiera del Estado, de sus organismos o empresas.

En la Cámara de Diputados existen 19 comisiones permanentes, compuestas por 13 miembros cada una, elegidos por la Cámara a propuesta de la Mesa (autoridades elegidas por los propios parlamentarios para dirigir la Corporación). La Comisión de Régimen Interno la integran, además de 13 diputados, la directiva de la Mesa de la Cámara. Las comisiones son:

  • Gobierno Interior, Regionalización, Planificación y Desarrollo Social
  • Relaciones Exteriores, Asuntos Interparlamentarios e Integración Latinoamericana
  • Constitución, Legislación y Justicia
  • Educación, Cultura, Deportes y Recreación
  • Hacienda
  • Defensa Nacional
  • Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones
  • Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural
  • Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente
  • Salud
  • Trabajo y Seguridad Social
  • Minería y Energía
  • Economía, Fomento y Desarrollo
  • Vivienda y Desarrollo Urbano
  • Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía
  • Familia
  • Ciencias y Tecnología
  • Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos
  • Régimen Interno, Administración y Reglamento

 

Las comisiones permanentes del Senado están compuestas por cinco miembros y cada senador debe pertenecer, a lo menos, a una comisión. Los miembros serán elegidos por el Senado a propuesta del Presidente y durarán en sus cargos todo el período legislativo. La Comisión de Régimen Interno tendrá a su cargo la supervigilancia del orden administrativo e interno de los servicios de la Corporación y la administración del edificio y sus dependencias. Las comisiones son:

  • Gobierno Interior, Descentralización y Regionalización
  • Relaciones Exteriores
  • Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento
  • Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología
  • Hacienda
  • Defensa Nacional
  • Obras Públicas
  • Agricultura
  • Medio Ambiente y Bienes Nacionales
  • Salud
  • Trabajo y Previsión Social
  • Minería y Energía
  • Economía
  • Vivienda y Urbanismo
  • Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía
  • Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura
  • Transporte y Telecomunicaciones
  • Régimen Interior
  • Revisora de Cuentas

 

Cada comisión, tanto en Cámara como en Senado, tiene un presidente y está sujeta a días y horas de funcionamiento.

 

Bancadas y comités parlamentarios

Las bancadas son grupos organizados, según el partido político, que se da al interior de un comité, tanto para la Cámara de Diputados como para el Senado.

Los comités parlamentarios son los organismos que agrupan a un número de diputados o senadores y a través de su jefe permiten la relación con las Mesas de las Corporaciones, con el fin de hacer más expedita la tramitación de los asuntos sometidos a su conocimiento.

En el caso del Senado, el o los senadores de cada partido político constituyen un comité. Tres o más senadores independientes podrán reunirse para los efectos de constituir un comité. Cada comité debe designar un máximo de dos representantes (jefes de comité), quienes actuarán por él conjunta o separadamente. La representación de un comité tendrá tantos votos como senadores en ejercicio lo integren.

A través de los jefes de comité, la Mesa del Senado o de la Cámara de Diputados se relaciona con los demás integrantes del Congreso Nacional con el fin de hacer más eficientes las labores propias de sus cargos.

 

Las votaciones parlamentarias

En su labor legislativa, los parlamentarios ejercen el derecho a voto en aquellas materias en las que no se haya alcanzado acuerdo previo.

Se ha establecido que en los asuntos que interesen directa y personalmente a los parlamentarios, a sus ascendientes o descendientes, a su cónyuges o parientes colaterales, lo afectados no tendrán derecho a voto.

 

Tipos de votaciones

Existen dos tipos básicos de votaciones: públicas o secretas.

En la Cámara de Diputados las votaciones públicas pueden ser nominales o económicas. En el Senado, es posible que revistan el carácter de nominales o individuales.

Las nominales pueden llevarse a efecto mediante un sistema de votación electrónica, de cédulas o papeletas (especialmente cuando hay que elegir a personas para ocupar ciertos cargos), o bien, el parlamentario manifiesta su voto a viva voz según el orden en que estén sentados, debiendo dejarse constancia de su voto en el acta.

La característica fundamental de las votaciones económicas es que no es necesaria la fundamentación del voto, y se puede realizar por diferentes sistemas: manos levantadas en un orden determinado, votando, en primer término, los parlamentarios que sostienen una posición afirmativa respecto a lo planteado, luego los que sostienen una posición negativa, y en último lugar, votan los que se abstienen. Otros sistemas son: votación electrónica o de parlamentarios sentados, parados, o cualquier otro.

Las votaciones individuales, en el Senado, consisten en la petición que se hace a sus miembros uno a uno, de acuerdo al orden en que estén sentados, empezando por el primero de la derecha para concluir con el Presidente, y emitiendo su voto en voz alta, o por medio de un sistema electrónico que mantenga el carácter público de la votación.

Las votaciones secretas pueden llevarse a cabo por medio de votación en base a balotas.

 

Los pareos: El sistema de pareos se aplica entre parlamentarios de partidos opuestos y se hace efectivo en caso de ausencia de una de las dos personas. Los parlamentarios pueden parearse entre sí, por escrito, obligándose a no participar en ninguna votación o elección durante el plazo que convengan, o en aquellas votaciones o elecciones específicas que indiquen.

 

Logo Creative Commons. Algunos derechos reservados. Construido por la BCN en Plone, software libre    ·    Políticas de privacidad       ·   Mapa del sitio   ·    Ubicación horarios y teléfonos